Ir al contenido

Escuchar música aumenta el rendimiento

Nos hemos acostumbrado a escuchar música para amenizar cualquier tipo de tarea: ducharnos, hacer ejercicio físico, limpiar e incluso hay quién lo hace al estudiar o trabajar. Ahora, un estudio científico avala esta común práctica dado que se ha demostrado que escuchar música aumenta el rendimiento.

Se trata de una investigación de la Universidad de McMasters de Canadá en la que se evidenció que oír canciones puede ayudar a disfrutar la actividad. Este estudio, que se ha centrado en la actividad física, podría ser aplicado a todos los demás ámbitos.

“Aunque en la investigación se hace hincapié en que las sesiones de fitness de intervalos pueden ser más llevaderas si se efectúan mientras se escucha música debido a que las canciones contribuyen a liberar endorfinas, haciendo que el ejercicio de alta intensidad sea una experiencia más agradable, es algo que puede ser extrapolado a cualquier otra actividad”, señala Magda Ferrer, investigadora.

Los científicos efectuaron pruebas con 20 jóvenes físicamente activos y sin experiencia previa en sesiones de intervalos, quiénes manifestaron que ejercitarse acompañados de sus temas favoritos mejoró la sensación de placer durante estas sesiones.

El líder de la investigación, Mateo Stork, señaló que “estos resultados indican que el entrenamiento de alta intensidad no puede ser tan mal visto por la mayoría de la gente como algunos expertos habían predicho”.

La razón de esta situación reside en que la música posee un efecto motivante, aunque no actúa con todo el mundo por igual, variando en función de la persona y de sus características, lo habitual es que el ritmo contribuya a que se ejerciten.

“No hace falta hacer grandes investigaciones para darse cuenta de este efecto. Basta con limpiar mientras escuchamos música y hacerlo otro día sin ella. Entonces percibiremos como el día que estuvimos escuchando música esta tarea se nos hizo mucho más llevadera, mientras que el día que no contamos con banda sonora los segundos se nos hicieron interminables. Es un efecto psicológico pero totalmente real”, sostiene la especialista.

De manera que ya sabes, si quieres que cualquier actividad sea más amena, ponle la banda sonora de tu grupo de música preferida y veras como consigues disfrutar más con ella.

Published inUncategorized