Saltar al contenido

Galicia, una de las comunidades autónomas más envejecidas

Galicia se ha convertido en una de las comunidades autónomas de España más envejecidas, ocupando el segundo puesto, sólo por detrás de Asturias, región en la que el que el número de mayores ya ha duplicado al de los jóvenes (207,2), de acuerdo con un informe elaborado por la Fundación Adecco.

“En Galicia, casi hay más jubilados que jóvenes: 190,7 frente a 100. De hecho, en 2020, las previsiones auguran que las personas con una edad por encima de los 65 años en Galicia habrán duplicado a las que tienen menos de 16”, comenta Griselda Fernández, experta en demografía.

En general, España es un país envejecido, con 116 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16, sin embargo, el porcentaje aún es mayor en Galicia, lo que puede poner en peligro la sostenibilidad de nuestro sistema.

“Actualmente, en Galicia hay 2,4 contribuyentes por cada jubilado, pero si la tendencia se mantiene, en 2052 por cada persona inactiva, habrá poco más de una persona trabajando, algo que resulta preocupante para hacer frente al pago de las pensiones”, explica la especialista.

Estos datos contrastan con el hecho de que hasta finales del siglo XX,  Galicia era aún una comunidad joven, concretamente en 1985 se contabilizaban apenas 61 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Pero, tan sólo diez años después, el índice alcanzó el 107,8% y en 2000 ya era del 149,3%.

Entre las principales causas de esta situación resaltan la subida de la esperanza de vida por los avances médicos, la disminución de la tasa de natalidad que ha llegado a situarse en la cifra más baja de los últimos 13 años, el saldo vegetativo negativo, es decir, mueren más personas de las que nacen desde hace casi tres décadas, así como la emigración de jóvenes hacia otras comunidades o al extranjero como resultado de la crisis económica y de la falta de empleo.

“Los especialistas en demografía llevamos años advirtiéndolo: España es un país envejecido y las consecuencias de esta circunstancia pueden ser nefastas tanto para el país como para sus habitantes. De ahí que se deban poner en marcha distintas medidas para tratar de remediar esta situación,  como incentivar la natalidad con ayudas o incrementar la cantidad de recursos económicos destinados al pago de las pensiones”, propone el especialisto en demografía.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *